Blog de Clavadoras Electricas
Mayorista de Herramientas Electricas header image
   

Buscar un Producto de Ferreteria

Informacion Sobre Clavadoras Electricas

Cotizacion en Linea




Alambre dulce y de púas

Historia de amor:

Este era un alambre que era tan, pero tan manejable, que le pusieron por nombre “Dulce” y otro alambre que era agresivo y fuerte que le pusieron por nombre “Púas”, de apellido: “Brito”. Dulce y Púas se conocieron en una ferretería, ambos se gustaban y se llevaban bien. Aunque ellos eran bastantes parecidos en el físico, sus funciones decían claramente cómo era cada cual. Ellos estaban conscientes de que algún día serían separados, pero soñaban con que algún día pudieran reencontrarse. Dulce se fue a trabajar a una floristería, con el alambre dulce se podían juntar las flores entre sí y ajustar las flores a la base floral para que no se cayeran. Ella allí conoció a un compañero de trabajo que se llamaba “Alí” de apellido “Cate”, a él le gustaba hacerle maldades a Dulce, ejercía presión sobre ella y por envidia cortaba cualquier unión que tuviera con otro alambre. El alambre Dulce, compartía muchas horas de trabajo con Alí, aunque a ella le gustaba a “Púas”. Ella sufría y sentía que parte de sí había quedado en la ferretería. Ambos querían estar juntos la mayor parte del tiempo.

El desenlace:

La floristería quedaba al lado de la ferretería. Un cliente había comprado alambre de Púas para el cercado de su casa, y entró a la floristería a llevarle un gran ramo de flores a su esposa por su aniversario de bodas. Allí comenzó el reencuentro del alambre Dulce y del alambre de Púas, se unieron y crearon un nuevo alambre que pusieron por nombre “Alam” de apellido “Brito”. Jejeje

Amig@: Si no tienes amor de nada te sirve. El amor es sufrido, es benigno, el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso,… no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor, no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad, todo lo espera y todo lo soporta.

Solicitar Cotización

Búsqueda personalizada

Suscribete a nuestra lista de ofertas de productos de Ferreteria  SUSCRIBIRSE"

Mas de 10.000 productos y articulos de Ferreteria, solicita tu cotizacion en linea, te enviamos tu factura proforma sin compromiso COTIZACION EN LINEA

Distribuidor de Herramientas

Clavadoras Electricas


 
 
 

Clavadoras Electricas
Ver Clavadoras Electricas

Clavadoras Electricas
Ver Precios Registrate Clavadoras Electricas

Clavadoras Electricas
Esto es lo que buscas Clavadoras Electricas

Clavadoras Electricas
Compra tu Clavadoras Electricas

Copyright © 2006-2018 All Rights Reserved. FerreteriaFerretotal.com
Condiciones del servicio
Política de privacidad

bottom bar
Clavadoras Electricas TuMayorFerretero (0212)634.18.58 al 61

Buscar un Producto de Ferreteria
En Rebaja Clavadoras Electricas Cotizacion en Linea



Búsqueda personalizada

Suscribete a nuestra lista de ofertas de productos de Ferreteria  SUSCRIBIRSE

Mas de 10.000 productos y articulos de Ferreteria, solicita tu cotizacion en linea, te enviamos tu factura proforma sin compromiso COTIZACION EN LINEA

Distribuidor de Herramientas

Clavadoras Electricas







Colchoneta inflable

El bronceado:

Soy una muchacha de 23 años de edad. Me gusta ir a la playa, más que bañarme, me gusta broncearme, de modo que cuando me arregle para salir, prácticamente no requiero de maquillaje, sólo un poco de brillo y la ropa me luce mucho más. El sábado siguiente fui con mi hermana mayor, su esposo y mi sobrina a quien también le gusta agarrar el ansiado colorcito. Después de estar dos horas, tomando sol, llegaron unos chicos y se colocaron bajo un toldo cerca al nuestro. Empecé a buscar la forma de llamar la atención a uno de ellos. Me puse mi pareo, caminaba de arriba abajo, me metía al mar, salía, sonreía, pero nada. El chico me veía y… ¡nada! Jugué pelota con mi sobrina y… ¡tampoco!, aunque no tengo un cuerpo espectacular, tampoco es para salir espantado, simplemente normal; hasta que se me ocurrió…

… la genial idea…

… de sacar la colchoneta inflable de mi hermana, me puse mi bronceador y allí estuve un buen rato. ¿Qué pasó luego? Las olas me estuvieron llevando hacia la orilla, en eso vino una ola grande y me cayó encima, me levanté rápidamente, se me volteó la colchoneta inflable, la ola me revolvió en la arena, tragué agua, el traje de baño se me rodó, me paré toda espelucada y cuando ví, ambos estaban que no aguantaban la risa. ¡Que pena me dio! ¡Estaba que me quería desaparecer!. Me salí, seguí acostada sobre la colchoneta inflable pero con un paño encima. Al rato fui a un kiosco a comprarme un refresco, di una vuelta grande para que no me viera. Cuando estaba esperando a que me atendieran, oí que alguien me dijo: “No temas, pues no serás avergonzada, y no te avergüences que no serás afrentada, porque te olvidarás de la vergüenza de tu juventud”. ¡Que sorpresa! era él. Por supuesto, no hallaba que decir, sólo me sonreí, y él también. Me brindó el refresco, hablamos, nos hicimos amigos, luego novios y ahora me voy a casar con el chico de mis sueños, y todo por la genial idea de acostarme en una colchoneta inflable sin cuidarme de las olas. Je je je

Solicitar Cotización



Todo Sobre de Clavadoras Electricas